Diputación

Inicio - Diputación - La Rebelión de los Moriscos en Tierras Almerienses, de Carlos Villoria Prieto y Valeriano Sánchez Ramos • Descarga el libro aqui

La Rebelión de los Moriscos en Tierras Almerienses, de Carlos Villoria Prieto y Valeriano Sánchez Ramos • Descarga el libro aqui

En el período comprendido desde 2018 hasta 2021 se cumplirán 450 años de este conflicto internacional que fue trascendente para la provincia de Almería. Un hecho que la historiografía califica como el episodio español de las contiendas de religión europeas.

En la noche de Navidad de 1568 la población morisca de muchos pueblos almerienses se levantó contra la Corona española y la Iglesia Católica, a quienes consideraban fuentes de todas sus desdichas.

A las discriminaciones sufridas por la comunidad se habían sumado, en los años anteriores a la rebelión, la expropiación de tierras, la pobreza y la creciente

represión inquisitorial.

El levantamiento de los cristianos nuevos, tras un conflicto largo y extenso por el territorio almeriense, fue aplastado en 1571. Sus bienes quedaron expropiados y

la población fue deportada.

La guerra de los Moriscos y la posterior expulsión de esta comunidad del reino de Granada marcarán para siempre a esta provincia. Por un lado quedaron las bajas civiles y militares, fruto de las diferentes acciones de guerra; la riqueza perdida, el honor ultrajado; también el

extrañamiento de la población autóctona y un territorio semivacío que se repobló con familias provenientes de los otros reinos peninsulares. De otro lado, no podemos olvidar el sino de las gentes que debieron empezar su vida en unas nuevas tierras. Muchos de los moriscos desterrados no llegaron a su destino, y otros no dejaron de recordar su paisaje almeriense, sus leyendas y su cultura.

Hoy en día se hace preciso recordar conflictos pasados para construir la paz en un espacio que destaca por la multiculturalidad y pluralidad religiosa. Una provincia debe conocer su historia para proyectar un futuro de paz y convivencia.

Esta es la razón por la que el IEA ha apostado por esta conmemoración, que se llevará a cabo durante el presente año y el sucesivo. Su efeméride recuerda unos hechos que fueron trascendentales y marcaron tanto la historia como la cultura común del pueblo almeriense.